Mitos y realidades

Mitos y realidades sobre el dolor

Mitos y realidades acerca del dolor

1¿Un paciente con dolor crónico debe resignarse a vivir padeciéndolo para siempre?
No. De hecho, esta forma de pensar constituye un tremendo error, provocado por el desconocimiento de las posibilidades que hay para combatirlo. Y con esta idea nace el Instituto Madrileño del Dolor. Excelentes profesionales sanitarios, que dedican su tiempo y esfuerzo a aliviar el dolor de sus pacientes, en mantenerse actualizados en los últimos avances disponibles para ayudarles y en buscar continuamente sinergias entre los diferentes especialistas, con un único objetivo, precisamente, que los pacientes no tengan que resignarse a vivir con dolor, sino todo lo contrario, tratar a estos pacientes, para que dejen de sufrir.
2Con cáncer, es mejor no reconocer que siento dolor
En muchas ocasiones no se menciona el dolor cuando se acude a consulta. Por un lado, existe la creencia de que el dolor es un problema poco importante en comparación con el proceso oncológico. Por otra parte, se suele relacionar el dolor con un empeoramiento de la enfermedad y el paciente niega el dolor, negando que la enfermedad está evolucionando. Sin embargo, no tiene por qué ser así, ya que el dolor puede estar desencadenado por los tratamientos aplicados para tratar el tumor.
3Los medicamentos pueden producir adicción
El miedo a hacerse adicto o de perder el control sobre ti mismo/a es un temor frecuente. Sin embargo, esto no debe suponer un impedimento para tomar analgésicos con la potencia suficiente para aliviar el dolor. La realidad es que rara vez se produce una adicción a los analgésicos si tomas los medicamentos siguiendo las recomendaciones de tu médico.
4¿Y si dejan de hacerme efecto los medicamentos?
Uno de los temores más frecuentes es la creencia de que hay que tomar los analgésicos sólo cuando se siente dolor, para evitar la aparición de tolerancia, es decir, que el analgésico no haga efecto con las dosis que se venían tomando hasta la fecha. Sin embargo, el tratamiento del dolor suele ser más eficaz cuando se toma la medicación a intervalos regulares, haya o no dolor. De esta forma se previene su aparición. Por otra parte, si el dolor no está bien controlado, a pesar de seguir adecuadamente el tratamiento, puede ser necesario aumentar un poco las dosis o cambiar el medicamento utilizado.
5Me dan miedo los posibles efectos secundarios
Cualquier fármaco puede ocasionar efectos secundarios no deseados, y en ésto los analgésicos no son una excepción. Sin embargo, casi en su totalidad se pueden prevenir o evitar.
6¿El dolor suele estará asociado a la depresión?
Aunque las causas del dolor pueden no estar vinculadas a la depresión, el dolor sí es muy frecuente que esté ligado a estados depresivos. Las personas que sufren dolor durante largos periodos de tiempo es frecuente que desarrollen círculos viciosos, que paradójicamente conducen a un aumento del mismo: el dolor lleva a la inactividad, ésta al aislamiento social, que a su vez provoca en la persona ansiedad, preocupación o incluso ira, y deriva en depresión, la cual a su vez provoca una menor resistencia física y cansancio, que deriva en un aumento del dolor, cerrando un círculo fatal para quien está atrapado en él, ya que cada vez se siente más impotente para escapar. Pero también en este ámbito, hay profesionales sanitarios que pueden ayudarles a “cerrar la puerta”, y reducir la sensación de dolor.
7¿El dolor es un síntoma de otras dolencias o es una enfermedad en sí?
Cada vez es mayor el número de expertos que reconocen el dolor como una enfermedad en sí misma, que provoca cambios en las estructuras y las funciones del sistema nervioso, entre otros. El reconocimiento del dolor como una enfermedad es tan elevado, que ha sido ha sido trasladado a las instituciones europeas, por un numeroso grupo de expertos multidisciplinares. Estos expertos han solicitado que tanto las instituciones gubernamentales europeas como los gobiernos de los estados miembros reconozcan el dolor como una enfermedad.

Contacte con nosotros

Cuéntenos su dolor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies